Kazajistán es un lugar increíble que no te puedes perder

Quizás Kazajistán no sea el primer destino que se te viene a la mente cuando piensas en hacer un viaje a Asia, pero de ahora en adelante, no podrá faltar entre tus proyectos si quieres explorar el mundo. Así le pasó a Liza Marie, que se enamoró de este país tras vivir una increíble experiencia en una tierra mágica. Esta es su historia:

Cuando decidí pasar unas semanas en Kazajistán, debo reconocer que sabía muy poco del país, aún menos que la mayoría de mis amigos, que a su vez basaban todos sus conocimientos en la famosa Borat. La película, lanzada en el 2006, es un falso documental satírico que gira en torno a Borat, un personaje interpretado por Sacha Baron Cohen que trabaja como reportero en la televisión kazaja. Borat viaja desde su pueblo natal, Kuzcek, a los Estados Unidos con el objetivo de vivir the American Way of Life, o el estilo de vida estadounidense.

Cuando le conté a mis amigos acerca de mis intenciones de viajar a Kazajistán, el comentario fue, “¡Ah, el país de Borat!”. La trama se desarrolla en un pueblo ficticio, Kuzcek, en Kazajistán, que en la realidad se llama Glod. Y Glod es uno de los seis distritos de Moroeni, municipio del condado de Dabomvita, situado al sur de Rumania.

No hace falta decir que dejé de lado la película de Borat durante la preparación de mi viaje, a pesar de que la supuesta casa del personaje se encontraba muy cerca de la ciudad de Almaty, donde pensaba establecerme durante mi estancia en Kazajistán.

Almaty, con sus cerca de 1.7 millones de habitantes, es la ciudad más grande de Kazajistán. Anteriormente se llamaba Alma-Ata, y hasta el año 1997 fue la capital del país. ©Veniamin Kraskov/Shutterstock.com

Datos importantes: Kazajistán tiene una superficie de 2.7 millones de kilómetros cuadrados y es el noveno país más grande del mundo (Alemania cabría 7.6 veces en su superficie); sin embargo, su volumen de población es prácticamente el mismo que el del estado de Renania del Norte-Westfalia, es decir, cerca de 18 millones de habitantes. Su territorio se localiza principalmente en Asia Central, aunque el 5.4% del mismo se encuentra en Europa del Este. En Kazajistán viven armoniosamente más de 50 grupos étnicos, que profesan diversidad de religiones, aunque aproximadamente el 70% de la población es musulmana. Si tu pregunta es: ¿es peligroso viajar a Kazajistán? La respuesta es ¡Definitivamente no! Es un país maravilloso.

Qué visitar en Kazajistán

Desde el punto de vista geográfico, Kazajistán alberga zonas semidesérticas, estepas, montañas, bosques, lagos y el mar Caspio; así que sus paisajes eran tal y como esperaba, ¡espectaculares!

kazajistán turismo
En la sierra Bektau-Ata es posible contemplar los paisajes más impresionantes del país ©Pikoso.kz/Shutterstock.com

El sur de Kazajistán, donde se encuentran las ‘montañas celestiales’

Durante el aterrizaje en Almaty, el avión parecía ir directamente hacia el sol. Además de la luz rojiza, a través de los cristales del taxi pude contemplar como telón de fondo los majestuosos picos nevados de las montañas de Tian Shan, llamadas las “montañas celestiales”. Sus picos más altos alcanzan los 7400 metros de altura. Este sistema montañoso constituye la frontera de Kazajistán con China, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán.

Kazajistán se encuentra a unos 7000 km de España, desde donde puedes encontrar vuelos a buenos precios.

Vuelos a España desde México a partir de $ 11879 MXN

Vuelos a España desde Colombia a partir de $ 1.188.060 COP

Vuelos a España desde Chile a partir de $ 503.542 CLP

Vuelos a España desde Argentina a partir de $ 12.600 ARS

Quien pasa un tiempo en Almaty puede comprender de inmediato la importancia que tienen estas montañas para sus residentes. La ciudad de Almaty es también conocida como la Gran Manzana de la región, en parte porque su trazado recuerda al patrón de las calles de Nueva York, y también porque la dinámica vida de la ciudad recuerda a la atmósfera neoyorquina.

Sin embargo, cuanto más dinero tienen en Almaty, más cerca quieren vivir de las laderas de las montañas debido a que el aire de la urbe no es mucho mejor que el de Nueva York. Por eso, la mejor idea para disfrutar de aire puro y tranquilidad es conducir hacia las montañas y escapar del ruido de esta bulliciosa ciudad donde residen, al menos, 1.7 millones de personas.

Al contemplar el cañón del río Charyn, catalogado como parque nacional en febrero de 2004, surge espontáneamente la comparación con el Gran Cañón del Colorado de Arizona. Este cañón es, sin embargo, más pequeño, y solo alcanza entre 90 y 100 kilómetros de longitud ©Aureliy/Shutterstock.com

El Gran Cañón de Kazajistán

Al igual que los locales, yo también iba a menudo a las montañas durante mi estancia en Almaty. En varias ocasiones fui a cenar, una vez para asistir a un festival y, con gran frecuencia, para practicar senderismo. El Parque nacional de Charyn se encuentra a unos 100 kilómetros al este de Almaty y alberga el Cañón del Charyn, ¡nada menos que el Gran Cañón de Kazajistán! Otro lugar fascinante es el Parque nacional Altyn-Emel, donde se encuentran las dunas cantoras. Estas impactantes dunas de arena, llamadas Singing Barkhan, emiten fascinantes zumbidos y vibraciones al moverse.

  • Encuentra hoteles en Almaty aquí.
Dunas caxntoras en el Parque nacional Altyn-Emel, un lugar de interés en Kazajistán que no puedes perderte ©Kiwisoul/Shutterstock.com

Una de las experiencias más cautivadoras que se pueden vivir en la región es la visita guiada al Gran Lago de Almaty, situado a unos 2500 metros sobre el nivel del mar. El lago se encuentra en el Parque nacional de Ile-Alatau, al norte de las montañas de Tian Shan. El pico más alto dentro de los límites del parque nacional, es el Talgar Pik, que alcanza cerca de 5000 metros de altitud.

Al viajar por Kazajstán, no dejes de hacer una visita al Gran Lago de Almaty ©Rodion Grekov/Shutterstock.com

Partimos por la mañana temprano, en un pequeño autobús. Nuestra guía era una mujer de unos 60 años, de cabello corto y rojo, vestida con un chaleco de mezclilla. Además de ruso y kazajo, hablaba inglés, francés y un poco de alemán.

Su nombre era Svetlana. Iba pasando por las filas de asientos del autobús enseñando, en su iPad, las especies vegetales que habríamos de encontrar en el camino.

La mentalidad del país se refleja en las carnicerías de los bazares kazajos.

Más tarde nos contó, tomando como ejemplo la carne, cómo es el estilo de vida de Kazajistán, donde conviven en paz diversos grupos étnicos y religiones. En su opinión, la mentalidad de todo el país se refleja en las carnicerías de los bazares kazajos, ya que se puede ver carne de cerdo, de vaca, de caballo y de pollo expuestos muy próximos entre sí. Los musulmanes realizan sus compras a los mismos proveedores que frecuentan los judíos, los cristianos y los budistas. Svetlana, desde niña, había comido siempre las populares salchichas de cerdo. Sin embargo, una vez que estaba en casa de su abuela, llegó de visita un musulmán devoto que no comió carne de cerdo. Su única petición, fue pedirle a la abuela que cortara sus alimentos con un cuchillo diferente al que utilizaba para cortar el cerdo.

Un escenario impresionante de Kazajistán: la garganta Aksu en la reserva natural Aksu-Zhabagly, en el extremo sur del país ©Maxim Petrichuk/Shutterstock.com

Lo mismo que sucedía en la casa de la abuela de Svetlana es lo que ocurre habitualmente en el hogar de muchas familias de Kazajistán. Durante el tiempo que he residido en Almaty he vivido junto a una mujer judía de origen ruso, casada con un musulmán kazajo fiel al Islam. Tenía también como compañera de piso a una chica musulmana, aunque fumaba un cigarrillo tras otro y, en ocasiones, bebía alguna copa de vino. También le gustaba saborear mi salsa boloñesa de carne picada mixta.

  • Encuentra hoteles en Astaná aquí.

Almaty: la capital no oficial de Kazajistán

Mucha gente no sabe siquiera que en Astaná, nombrada capital de Kazajistán en 1998, se celebra en 2017 la Expo Mundial. Sin embargo, no recomendaría a nadie que visitara Astaná antes que Almaty, pues esta ciudad fue la primera capital y, aún hoy, es la capital no oficial. Además, es una ciudad mucho más bonita y genuina que la actual capital.

Situado a casi 1900 metros de altura, el lago Kaindy se encuentra cerca de la frontera con Kirguistán. En el medio del lago todavía se pueden ver las copas de los abetos del monte sumergido ©Ruta Production/Shutterstock.com

Aunque hable de Almaty con el mismo orgullo que lo hacen los naturales de la ciudad, es muy probable que visite Astaná más adelante.  No puede ser peor que el pueblo ficticio de Borat. Sí, confieso que he visto la película al regresar de Almaty. Si bien no tiene casi ninguna semejanza con el Kazajistán que he conocido, debo admitir que es divertida.

Hay algo que en la historia de Borat que no aparece por ningún lado. De acuerdo con los informes de los arqueólogos británicos y kazajos en el año 2016, se ha podido saber que la pirámide escalonada situada en la región de Karagandá fue construida unos 1000 años antes que la pirámide escalonada del rey Zoser, que se encuentra en Egipto. Por lo tanto, es la pirámide más antigua del mundo.

El unicornio siberiano vivió mucho más tiempo del que se creía ©Heinrich Harder/Wikimedia Commons

Unicornio siberiano: hallazgos óseos en Kazajistán

Los orígenes del unicornio se encuentran en este maravilloso país. Se trata del llamado unicornio siberiano, y su existencia fue mucho más prolongada de lo que se creía en el pasado. En el año 2016, los científicos investigaron las muestras óseas encontradas en Kazajistán, y llegaron a la conclusión de que perteneció a un animal que vivió hace unos 29 000 años, así que estos unicornios no se extinguieron hace 350 mil años, como antes se había establecido.

Nota: los precios se basan en búsquedas realizadas en KAYAK.es el 01/12/2017 para fechas de viaje en 2017. Los precios son para vuelos de ida y vuelta en clase económica (impuestos y tasas incluidos a excepción de las tasas de equipaje). Los precios de los hoteles son para una noche en una habitación doble. Los precios pueden variar y las ofertas pueden no estar disponibles.


Artículo: Liza Marie Niesmak, periodista de Hamburgo

Foto principal: Aureliy/Shutterstock