Cómo conocer Madrid gratis (o casi)

Como dice un dicho: “Madrid me mata”. Y es que no hay ciudad en España más viva ni energizante que su capital, no por nada es una de las ciudades más visitadas de Europa.

Pensando en  todo eso y en que seguro ya estás listo para viajar a conocerla, en KAYAK nos planteamos el reto de buscar diez actividades interesantes que no te van a costar nada de nada. Vivir y pasarla bien puede ser inmensamente gratificante y barato. Toma nota.

La capital te da la bienvenida

No hay mejor forma de arribar a una ciudad (más si no tiene playa) que en tren. Y Madrid puede presumir una estación única. En Atocha encontrarás unos jardines tropicales que son para caerse de espaldas. Además, la propia estación —con su arquitectura de hierro— es de los pocos edificios de la ciudad representantes del modernismo.

©Eva Madrazo/Shutterstock.com

 

Admira el cielo de Madrid

Después de dejar las maletas, observa gratis el skyline de la capital desde el mirador del edificio del ayuntamiento, que no está lejos de la estación. En este mismo edificio se programan un montón de exposiciones gratis. ¡Ah! Y un secreto: en una de las plantas encontrarás sofás para echarte una siesta… ZZZzzz.

©S-F/Shutterstock.com

Come bien sin gastar mucho

Una de las cosas que más me maravilla de Madrid son sus tabernas y lugares con tapas exquisitas. Gratis, gratis no son porque debes pagar la bebida. Pero si bajas por la calle de Ponzano o por los alrededores de Ventas durante la temporada taurina (de mayo a septiembre) no te lo vas a creer. Otros lugares recomendables son los bares y el Mercado de Maravillas y el de San Fernando. Además, cerca de la plaza de la Paja se “tapea” de película, más si coincide con el Rastro (cada domingo).

Truco para organizar una escapada a Madrid y encontrar un hotel en la zona que más te interesa: 1. Visita KAYAK 2. Introduce tu destino y las fechas. 3. Cambia “ir al mapa” y usa los filtros para encontrar las mejores zonas de turismo, compras, restaurantes y vida nocturna.

 

Honra a los muertos ilustres

Bueno, sé que no es muy normal perderse por lugares misteriosos, pero toma este como un consejo de “gato viejo”: para conocer la intrahistoria de Madrid, no hay nada mejor que visitar el Panteón de los Hombres Ilustres (cerca de Atocha) y las tumbas de Goya y Cervantes; además de visitar, de forma obligada, el Cementerio de la Almudena, que es el más grande España. Ahí podrás encontrar las tumbas de Vicente Alexandre o Dámaso Alonso, entre otros.

©Edescas/Wiki.org

Vive la cultura para todos (los bolsillos)

Si por algo se destaca Madrid es por su turismo cultural. Por lo general, casi todos los museos de la ciudad son gratis a diario a partir de las 6 o 7 de la tarde, empezando por el Museo del Prado y el Reina Sofía. La Fundación Thyssen solo es gratuita los lunes por la mañana. Otros lugares que no te cobrarán (consulta los horarios antes de ir) son el Museo Geominero, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando o el Museo del Romanticismo.

Disfruta del arte más allá de los grandes museos

En gustos se rompen géneros, pero para estar realmente al día en arte contemporáneo no puedes dejar de visitar la Sala Tabacalera, la Casa Encendida, la Caixa y el Matadero. Son espacios de arte que programan cosas fuera de circuito. Además, si eres un amante de la fotografía, no dejes de visitar el Centro Conde Duque o las dos salas de exposiciones de la Escuela EFTI, también cerca de Atocha.

©Cribe/Shutterstock.com

Haz un viaje al pasado

Bajo el título de “Madrid para todos” se ofrecen tours de dos horas totalmente gratuitos para grupos de unas 25 personas. Hay dos itinerarios monumentales: uno que te transportará al Madrid de los Austrias y otro que te llevará al de los Borbones. El primero es los jueves y viernes (a las 4 p. m.), y el segundo los sábados y domingos (a las 12 p. m.). Otra pista: si quieres entrar gratis al Palacio Real, puedes hacerlo a diario entre las 4 y las 6 de la tarde. Y si lo tuyo es admirar el cambio de guardia, puedes el primer miércoles de cada mes al mediodía.

©Jose Angel Astor Rocha/Shutterstock.com
¿Mueres de ganas por viajar a Madrid pero estás esperando a que el precio del vuelo sea perfecto? Ponte una Alerta para las fechas en las que quieres viajar (o para cualquier fecha) y te avisamos cuando bajen los precios.

Rueda tu propia película

Fue precisamente en la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense donde se rodó Tesis. La relación de Madrid con el cine español tiene mucha historia, por lo que deambular por sus calles puede transportarte a un auténtico plató. Aquí van algunos escenarios emblemáticos: las Torres KIO y  el edificio de la Schweppes (El Día de la Bestia), la mismísima Gran Vía (Abre los Ojos), la Plaza de la Vila y la Plaza Mayor (Átame y Volver, de Almodóvar), el Madrid de los Austrias (El Capitán Alatriste) y la Estación de Atocha (Bourne: el ultimátum).

©Felipe Gabaldón/Wikipedia.org

Regálate una tarde de cine

Ya recorriste a pie todas las calles de Madrid y las convertiste en tu plató particular. Pues ahora te toca admirar algunos de los edificios que se han convertido en los templos del celuloide. Aquí encontrarás edificios que no puedes perderte, como el cine Doré (donde se aloja la Filmoteca), el cine Callao o la fachada de los cines Renoir. Para ver cine sin pagar nada, tendrás que acercarte horas antes a la Academia de Cine o al Centro Cultural Conde Duque.

Déjate llevar por la música

La vida nocturna de Madrid es tan variada como las posibilidades de oír música en vivo. Para disfrutarla no hay nada como consultar las guías locales pero, como en todos los sitios, hay lugares de peregrinaje casi obligados. En el Conservatorio Superior de Música de Madrid se programan conciertos de música clásica; en la Negra Tomasa, latina; y en el Honky Tonky, rock. Si te gusta el jazz, un buen referente puede ser el Café Central (cerca de la Plaza Santa Ana). Excepto en los recintos públicos, en todos deberás consumir, pero el espectáculo es gratis.

@flixmerino

Ponte en forma al aire libre

No eres noctámbulo y sí amante del ejercicio. Pues sin problema, porque Madrid es una gran plaza para los amantes del ejercicio urbano. En el centro están el Parque del Retiro (visitar su palacio de Cristal es obligatorio), los Jardines de Oriente o Madrid Río. Más a las afueras puedes correr por la Casa de Campo, el parque de la Quinta de la Fuente del Berro y Campo del Moro (menos conocidos).

©Anton Gvozdikov/Shutterstock.com

Terminamos donde empezamos y, como dice otro dicho: “no son todos los que son, pero son todos los que están”. Empezamos diciendo que Madrid se destaca por su oferta de ocio y, por eso, nada mejor que te consigas con una guía local para añadir opciones a nuestros consejos. Hagas lo que hagas, no te pierdas un atardecer desde el Templo de Debod (templo original de Egipto donado a España); no hay mejor manera de acabar el día y este post.

Artículo de Fèlix Merino

Fotografía de portada: ©Jose Angel Astor Rocha/Shutterstock.com