Conoce las otras caras de Italia

Italia es uno de los destinos más buscados por sus riquezas naturales, historia, arte y, por supuesto, su cocina; pero debido a su popularidad, los atractivos turísticos más conocidos siempre están abarrotados de turistas haciéndose selfies y colas interminables para entrar.

Todo esto no tiene nada de raro, pues estos sitios son dignos de visitarse al menos una vez en la vida. Pero debes saber que en Italia también hay cientos de secretos hermosos y llenos de misterio que no han sido invadidos por las masas. Se trata de lugares menos conocidos, dispersos por el paisaje y esperando a ser explorados por los más aventureros.

Deja que KAYAK te desvele algunos secretos que, te garantizamos, te dejarán boquiabierto: lagos, pueblos, villas privadas y mucho más para que amplíes tus horizontes y conozcas más allá de la ruta convencional.

El lago de Resia: suspendido en el tiempo

El lago de Resia © Smit/Shutterstock.com

Con tantas masas de agua en el territorio italiano, sería un error no incluir al menos un lago en nuestra lista de destinos recomendados. El hermoso lago de Resia se ubica en una de las zonas más hermosas y tranquilas de Trentino-Alto Adige, que a su vez está muy cerca de la frontera con Suiza y Austria, famosa por las increíbles montañas que la rodean. El lago de Resia es un lago artificial conocido por el campanario románico del siglo xvi que emerge de las profundidades del lago. Se trata del último vestigio visible del pueblo sumergido de Graun, que fue reubicado cuando se creó la presa.

En invierno, el lago se congela (y pareciera que también el tiempo) y se puede ir andando hasta el campanario: una imagen de película.

  • Consejo experto de KAYAK: si prefieres visitarlo en verano, aprovecha la brisa para practicar kitesurf en este escenario único
  • Recomendación de alojamiento: hospédate en el Parkhotel Laurin y date a un lujo a pocos kilómetros del lago de Resia, en la hermosa Bolzano