Nueva York: Brooklyn en 48 horas y sin gastar demasiado

¿Qué harías si pudieras pasar 48 horas en Brooklyn, Nueva York, con un presupuesto ajustado? El periodista neoyorquino, Cameron Cook, comparte con nosotros sus mejores consejos para disfrutar de la Gran Manzana por poco dinero. Esta es su propuesta…

Si hablas con cualquier neoyorquino sobre la última década (el autor incluido), lo más seguro es que empiece con la retahíla sobre cuánto ha cambiado la ciudad, de que los alquileres imposibles hacen que no merezca la pena, de cómo la invasión de los condominios mal hechos y la gente de Wall Street han hecho de Nueva York una ciudad prohibitiva para muchos. Es cierto que los neoyorquinos tienen tendencia a exagerar, pero, por desgracia, muchas de estas quejas son ciertas: pareciera que nuestros espacios culturales emblemáticos favoritos desaparecen minuto a minuto delante de nuestros ojos (tan solo en el último año dijimos adiós a Pearl Paint, Other Music, Winnie’s bar).

A veces nos dejamos llevar por este torbellino de cambios y nos olvidamos de que todavía hay muchas buenas razones para visitar Nueva York, y que pese a ser una de las ciudades más caras del mundo, ofrece múltiples actividades para los visitantes con presupuestos más modestos. Hay infinidad de listas en internet dedicadas a cómo visitar Nueva York con poco dinero, así que no voy a hablar de las propuestas obvias y me centraré en describir cómo pasaría un local un fin de semana explorando uno de los barrios favoritos con los amigos y lejos de las masas de turistas.

Acabas de aterrizar y tienes jet lag, sed y hambre. Encuentra la mejor forma de llegar a la ciudad desde el aeropuerto y viaja con una preocupación menos.

Sábado a las 10 a. m.: desayuno en Greenpoint

Asumamos que el viernes no te pasaste de fiesta y el sábado por la mañana lo primero que buscas es un buen café y un bagel para dar comienzo al fin de semana. El año pasado, cuando Frankel’s abrió en Greenpoint, era imposible pasar de la puerta, pero ahora que ya pasó el furor de la novedad, es posible disfrutar de este establecimiento tradicional judío tipo deli. Es parecido a Russ and Daughters, aunque con un ambiente más joven y moderno, con un salmón ahumado increíble y el clásico sabor de Nueva York sin tener que cruzar a Manhattan.

Si eres más de dulce que de salado, en Peter Pan Donut and Bakery Shop puedes comerte las mejores donas de la zona; y no aceptes nada más como alternativa. Peter Pan es un clásico polaco desde siempre y sus recetas sencillas y deliciosas no tienen rival en el barrio. Si vas en verano por la tarde, pídeles que le añadan una bola de helado y conocerás el cielo.

Si quieres encontrar el hotel ideal en la mejor parte de Brooklyn, usa los Heatmaps de KAYAK. En la página de resultados, cambia a la vista de mapa, y podrás filtrar según tus intereses: restaurantes, turismo, compras o vida nocturna.

Sábado al mediodía: parque, pizza, ropa vintage y tiendas de discos en Williamsburg

Un paseo por el McCarren Park, en el límite entre Williamsburg y Greenpoint, es una oportunidad única para observar a los lugareños; ya sea un grupo de jóvenes con resaca devorando una pizza vegana de Vinnie’s o un grupo de hombres judíos ortodoxos jugando al criquet en una cancha de béisbol (verídico). Uno de las pocas tiendas insignias a las que el barrio ha recibido bien es Rough Trade, la legendaria tienda de música británica. Este tipo de tiendas están desapareciendo a un ritmo alarmante, y Rough Trade es uno de los pocos establecimientos en el vecindario donde es posible disfrutar de una experiencia musical completa (aunque también recomiendo Earwax en North 9th street). En Rough Trade también se celebran conciertos en directo, así que no te olvides de consultar su programa.

El barrio de Williamsburg ha sido invadido por cadenas de tiendas de ropa en los últimos años (juraría que estuve en un festival ilegal de música punk en el sótano de lo que ahora es un J.Crew), pero todavía puedes encontrar tiendas vintage como About Glamour en la que puedes comprar sin quedarte en números rojos. También puedes ir de compras a la clásica Beacon’s Closet y, si llegas hasta Bushwick, Urban Jungle ofrece una gran selección de moda vintage para hombres.

5 p. m. : a comer ostras en Greenpoint

Greenpoint Fish & Lobster Co. se ha convertido en uno de mis lugares favoritos para cenar. Puede resultar costoso pero, atención: cada día tienen happy hour de ostras entre las 3 y las 6 de la tarde. Si buscas una cocina menos sofisticada, localiza el increíble puesto de tacos que suele ponerse en North 6th street y Bedford Ave. Es una zona con mucho tráfico, pero tienen una torta de lengua deliciosa por unos $6 dólares que te llenará como pocas otras cosas en el área.

8 p. m.: de copas por Brooklyn

Brooklyn Bowl te ofrece una combinación de boliche, restaurante y bar con música en vivo. Te recomendamos llegar temprano, ya que la espera puede ser brutal, pero la comida (cortesía de Blue Ribbon) y el ambiente valen la pena. Cruza el puente de Williamsburg por debajo hasta llegar a Baby’s All Right, otro local nuevo que se ha unido a los favoritos del barrio. En el salón principal siempre hay un DJ interesante y en el bar te darán la bebida perfecta para sentarte a disfrutar del ambiente.

Domingo al mediodía: brunch y Prospect Park

Los domingos es prácticamente obligatorio en Nueva York buscarte un lugar para pasar el mediodía de brunch, y nada mejor que adentrarte en Brooklyn. Tom’s Restaurant, en Prospect Heights, es un establecimiento local a la antigua, que parece sacado de un episodio de Laverne and Shirley. Los domingos siempre hay que esperar, pero los camareros salen a la calle y ofrecen aperitivos gratis a la gente que espera en la fila (cosa nunca vista). Una cosa que no debes olvidar: pedir panqueques de limón y ricotta.

Alojamiento en Nueva York desde $44 dólares

Si viajaste hasta Nueva York seguramente ya viste Central Park, pero cualquier lugareño de Brooklyn te recomendará dar un paseo en Prospect Park, que tiene todos los servicios y atractivos de su primo en Manhattan, pero sin tanta gente (sobre todo en patines). Si hace sol, el lago es fantástico, y en invierno puedes practicar patinaje sobre hielo.

2 p. m.: date un baño de cultura

Al final del parque se encuentra el Brooklyn Museum, donde el primer sábado de cada mes se celebran eventos gratuitos muy interesantes (importante llegar temprano). Hay debates, entradas reducidas a las exposiciones del momento, DJs y bandas de música en el enorme atrio del museo. Además, exponen la colección permanente. Si prefieres la naturaleza, justo al lado se encuentra el Brooklyn Botanic Garden, un lugar en el que te puedes perder durante horas entre plantas y flores.

5 p. m.: una merecida pausa en Bed-Stuy

La gentrificación es el enemigo natural de los habitantes de Brooklyn; aunque está claro que se trata de un fenómeno imparable, incluso en la zona de Bed-Stuy. Un lugar que solían evitar los ciudadanos que respetan las leyes, es ahora un refugio para artistas. A pesar de los cambios, mientras caminas por sus calles y contemplas los edificios de ladrillo, todavía podrás darte una idea de la esencia original del barrio.

Actividades en Nueva York 

Peaches, por ejemplo, es un restaurante que apuesta por la comida sureña combinada con el ambiente de Brooklyn. Después, haz una parada para tomar algo en Project Parlor o en Tip Top Bar & Grill, donde no encontrarás turistas y donde nunca he visto que se prepare nada a la parrilla. Además, tienen una excelente selección de música en la rocola.

8 p. m.: mis restaurantes favoritos de Chinatown

© Khachik Simonian/Unsplash.com

Sí, dije que nos quedaríamos en Brooklyn, pero Chinatown podría considerarse una extensión de este barrio: es relativamente barato, lleno de cultura y en cada callejón te aguarda una aventura. Toma el tren A y bájate en Canal St, donde podrías visitar un montón de tiendas llenas de bolsos de imitación y camisetas raras que solo encontrarás en Nueva York. Para cenar, tengo un par de recomendaciones que nunca fallan: Nice Green Bo o Great NY Noodle Town, uno en frente del otro en Bayard St. En Green Bo te servirán la mejor sopa de dumplings de cerdo del continente. También puedes probar el pato con arroz especial de Noodle Town por solo $5 dólares. Si te queda espacio para el postre, visita la heladería Chinatown Ice Cream Factory, que lleva más de 30 años en el barrio y tiene sabores de locura como sésamo negro, durio o taro.

10 p. m.: el mejor karaoke de Nueva York

Winnie’s cerró, por desgracia, pero solía ser el campeón indiscutible de los karaokes en Chinatown. De hecho, se dice que en las noches calmas de luna llena aún se puede oír a la mismísima Winnie cantando en chino mandarín. BINY (Best in New York) es el mejor local del momento y cuenta también con habitaciones privadas para que no tengas que pasar vergüenza delante de un montón de desconocidos. Aunque esta es la gracia, ¿no?

Vuelos de Ciudad de México a Nueva York desde $267 dólares

Vuelos de Bogotá a Nueva York desde $433 dólares

✈ Vuelos de Buenos Aires a Nueva York desde $840 dólares

✈ Vuelos de Santiago a Nueva York desde $776 dólares

✈ Vuelos de Lima a Nueva York desde $ dólares

Puede que la ciudad esté cambiando, pero hay cosas que nunca lo harán: a los borrachos les encantan los karaokes, puedes sobrevivir un verano en la ciudad a base de perritos calientes y helados de Mr. Softee, y Nueva York sigue siendo uno de los lugares más increíbles del mundo.

Ahora tienes todas las recomendaciones para disfrutar de Brooklyn, pero seguro que quieres visitar también otras partes de la ciudad. ¡Descubre sus secretos mejor guardados! No te pierdas estas 8 cosas que seguro no sabías de Nueva York.

Artículo de Cameron Cook, escritor y periodista

Nota: los precios se basan en búsquedas realizadas el 9 de mayo de 2017 para fechas de viaje en 2017. Los precios son para vuelos de ida y vuelta en clase económica con tasas e impuestos incluidos (a excepción de las tasas de equipaje). Los precios no están garantizados y pueden variar.