8 cosas que seguro no sabías sobre Nueva York

Sabemos que te encanta, pero ¿crees que lo sabes todo sobre Nueva York? En cualquier librería del mundo abundan las guías de viaje de esta ciudad, pero no todo está escrito. No viajes a la Gran Manzana (ni vuelvas a tener una conversación al respecto) sin conocer estos 8 datos.

1. Tesoros en el asfalto

Raffi Stepanian merodea casi siempre por las calles neoyorquinas situadas entre la quinta y la sexta avenida; una zona llena de joyerías conocida como el “Distrito de los diamantes”. Raffi rasca, escarba y cava en los sucios canales y en el asfalto en busca de joyas perdidas de metales valiosos y piedras preciosas. Todo lo que encuentra lo limpia, lo pule y lo vuelve a vender en las tiendas. Con esto saca hasta 800 dólares a la semana. ¡En esta ciudad se pueden encontrar “tesoros” por la calle!

©Tobias Zils/Unsplash.com
©Tobias Zils/Unsplash.com

2. Topless en agosto

Si bien Nueva York ya es una ciudad para ir con la mente abierta, agosto es la época por excelencia. Durante este mes las mujeres pueden ir por la calle desnudas de cintura para arriba; así lo decidió la Corte Suprema en el fallo histórico en las apelaciones de 1992,  People vs. StanorelliEste fallo dio lugar al “International Go Topless Day”, un evento muy popular y con muchos espectadores que revoluciona las redes sociales cada año.

3. El 28 de noviembre de 2012

Es cierto que la seguridad en la ciudad ha mejorado mucho desde los años noventa, cuando Nueva York era un lugar bastante peligroso con zonas prohibidas y asesinos acechando en los parques y estaciones de metro. Solo en el año 1990 hubo alrededor de 2200 homicidios. Aunque la ciudad no es un paraíso de seguridad, tiene sus momentos. Un día de estos fue el 28 de noviembre de 2012; ¡no se denunció a la policía ningún homicidio, tiroteo, asalto o crimen violento en todo el día! ¿Estarían en huelga los criminales? Fue un día histórico; al día siguiente la criminalidad volvió a sus niveles habituales hasta febrero de 2015: durante 11 días no se denunció ningún homicidio. El por qué es lo de menos.

©Bokic Bojan/Shutterstock.com
©Bokic Bojan/Shutterstock.com

4. Manhattanhenge

Un par de veces al año, la luz ilumina la ciudad de un modo muy especial. ¿Cómo? A finales de mayo y mediados de julio los rayos de sol cruzan por las calles en dirección oeste-este, debido a la construcción y distribución de los edificios según el plan de 1811. Según el astrofísico estadounidense Neil deGrasse Tyson, el efecto creado por la luz es similar al de Stonehenge, por lo que bautizó a la zona como “Manhattanhenge”. Un hecho poco conocido por los turistas que merece la pena contemplar. Si tienes flexibilidad a la hora de viajar, ¿por qué no elegir una fecha que coincida con uno de estos días?

Nueva York
© MaxyM/Shutterstock.com

5. El día de la mudanza

Hasta finales de la Segunda Guerra Mundial, el 1 de mayo las calles de la ciudad de Nueva York se llenaban de camiones de mudanza, durante el famoso Moving Day. Los arrendatarios anunciaban la subida de los precios de los alquileres para final del trimestre, por lo que los ciudadanos tenían tres meses para buscar una vivienda nueva y cambiar de casa justo el primer día del mes de mayo.

Los edificios nuevos también debían estar finalizados para esa fecha. Un ejemplo es el Empire State Building: en el año 1930 construyeron una planta por semana mientras que los arquitectos aún ultimaban los detalles. Todo esto para poder cumplir con la fecha y finalizar el 1 de mayo de 1931. ¡Y lo consiguieron!

©Andrew Ruiz/Unsplash.com
©Andrew Ruiz/Unsplash.com

6. Bares silenciosos

Los speakeasies eran establecimientos que vendían alcohol de forma ilegal en Nueva York durante la famosa Prohibición, desde 1919 hasta 1933. Los clientes tenían que procurar no hacer mucho ruido mientras empinaban el codo para no llamar la atención de la policía. Este fue un negocio muy lucrativo para la mafia, ya que se duplicó la venta de licores. En Nueva York hubo hasta 100 mil de estos locales.

Algunos de estos negocios (legales, obviamente) siguen existiendo en la actualidad. Algunas recomendaciones:

  • Raines Law Room: un local lleno de sofás de cuero amarillos y blancos donde hay que tirar de la cuerda de una lámpara para llamar al camarero. Dirección: Flatiron Building (48W, 17th St.).
  • B-Flat: para llegar a este local debes encontrar la puerta con el número 277. Dentro te espera un local subterráneo con jazz, comida japonesa y una gran variedad de marcas de whisky. Dirección: 277 Church St, Tribeca.
  • Back Room: la entrada de este local permanece igual desde hace 80 años, con el cartel de una empresa de juguetes “Lower East Side Toy Company”. Las bebidas se sirven todavía en tazas de té en este antiguo speakeasy. Dirección: 102 Norfolk St., Lower East Side.
©MaxyM/Shutterstock.com
©MaxyM/Shutterstock.com

7. Nueva York silvestre

Hasta que las retiraron en 1934, las ovejas solían pastar en Central Park. El miedo a una masacre durante la Gran Depresión provocó el traslado de los animales. En la actualidad son cotorras sudamericanas las que habitan la ciudad, en particular, en los cables de la luz en el barrio neoyorquino de Brooklyn. Seguramente se escaparon del aeropuerto John F. Kennedy durante su traslado.

Central Park
©Hector Argüello Canals/Unsplash.com

8. La Gran Manzana en metro

Resulta casi imposible conocer al completo esta ciudad sin un guía tan preparado como el profesor de sociología William Helmreich. En 2015 recorrió todas las calles de Nueva York, es decir, caminó 10 mil kilómetros. Si no tienes tanto tiempo como el profesor, el metro es la alternativa perfecta: recorrer la red completa de metro de la ciudad sin pausas de una estación a otra te llevará 21 horas y 49 minutos.

©View Apart/Shutterstock.com
©View Apart/Shutterstock.com

¿Te sabes algún otro dato interesante sobre Nueva York? ¡Cuéntanos!

Texto: Stephan Brünjes. Imagen principal: ©vita vilcina/Unsplash.com