10 tips para no perder tiempo en tu próximo viaje

Las esperas en el aeropuerto antes de subir al avión pueden ser largas y tediosas, pero no no tiene porqué ser así. KAYAK te da 10 consejos que, por sencillos que parezcan, te ayudarán a pasar volando los controles del aeropuerto.

Antes de salir de casa

  1. Siempre revisa el estado de tu vuelo. Aunque te parezca obvio, te sorprenderá cuántas personas no lo hacen. No hay nada peor que llegar al aeropuerto y recibir la noticia de que tu vuelo va con retraso o se canceló. Te sugerimos revisar por última vez antes de llegar a la terminal; los vuelos pueden cambiar en cuestión de minutos, así que nunca está de más echar un último vistazo.
  1. Documenta en línea. Este paso puede ahorrarte mucho tiempo, en especial si no vas a viajar con equipaje en bodega. Antes de salir camino al aeropuerto pon tu identificación o pasaporte, tarjeta de crédito y tarjeta de emarque (si ya la llevas impresa) en una parte de tu cartera o bolso que te resulte accesible. Dos buenas razones para tomar esta precaución son que de esta forma te asegurarás de no salir de casa sin estos importantes documentos, y le harás un favor a los que esperen detrás de ti si evitas rebuscar entre tus pertenencias en plena fila al momento de necesitarlos. Todos hemos estado en esa situación. Mete a la maleta por separado todo lo que no necesitarás entre la puerta de tu casa y el asiento del avión.

Antes del check-in

  1. Prepara los documentos. Si no hiciste el check-in en la web y encima tienes que viajar con maletas en bodega, asegúrate de llevar todos tus documentos a mano antes de ponerte en la fila. Estar preparado hace feliz a todo el mundo: tú, el personal de la aerolínea y los que esperan detrás de ti agradecerán tu eficiencia.
  1. Pesa tus maletas. Muchos aeropuertos tienen básculas en la zona de los mostradores de check-in. Si sospechas que las maletas que quieres llevar en bodega podrían pasarse de peso y quieres evitar tasas adicionales por exceso de equipaje, pesa tus maletas antes de ponerte en la fila y haz los ajustes necesarios, así no tendrás que pasar la vergüenza de tener que ponerte 10 capas de ropa frente al mostrador. De otra forma, podrías tener que pagar más por llevar todo lo necesario para tu viaje.

Antes de llegar al control de seguridad

  1. Guarda los líquidos y geles en el equipaje que va en bodega. Entre menos artículos tengan que ser revisados de forma individual, más rápido pasarás. Si tienes que llevar líquidos o geles, lleva lo mínimo posible y no te pases de los 100 ml permitidos por recipiente, que deberás guardar en una bolsita de plástico transparente de 20 x 20 cm.
  1. Guarda el dispositivo móvil. ¿De verdad necesitas el teléfono en el bolsillo justo antes o después de pasar por control de seguridad? Mientras otros buscan su teléfono en los bolsillos, tú puedes adelantarte y pasar por el portal de detección de metales más rápido.
  1. Evita los accesorios que contengan metal. No seas una de esas personas que se pasan cinco minutos poniendo en la bandeja gafas de sol, reloj, zapatos con hebillas, cinturones, etc. Es una de las principales pérdidas de tiempo. Evita los accesorios que tengan metal tanto como puedas, o prepárate para ponerlos en la bandeja antes de llegar al punto de seguridad.
  1. Usa zapatos fáciles de quitarse. Es un consejo valioso, en especial cuando viajas a los Estados Unidos, donde se exige que los pasajeros se quiten los zapatos para escanearlos. Si te los puedes quitar sin tener que agacharte y volvértelos a poner sin preocuparte por hebillas o cintas, estarás del otro lado en un momento.
  1. Evita la ropa holgada. No es que la ropa suelta esté prohibida, pero eres más propenso a ser revisado dos veces si llevas pantalones anchos, camisas holgadas o prendas grandes.
  1. Lleva una prenda con bolsillos. Por último, aunque no por eso menos importante, lleva una prenda de ropa que puedas usar para cubrirte si hace frío durante el vuelo. De paso, si tiene bolsillos puedes llevar ahí tus llaves, monedas, smartphone (si no soportas la idea de separarte de él y meterlo en la maleta), pasaporte, cartera y tarjeta de embarque. Al llegar al punto de control, no tienes más que quitártela y dejar que pase el túnel de escaneo mientras tú pasas por el detector de metales. Tan pronto como haya pasado por los rayos x, te la puedes echar al hombro y seguir adelante.

Un consejo extra de KAYAK: la planificación y gestión de tu itinerario de viaje será más fácil con Trips de KAYAK. Esta herramienta te ayuda a organizar, gestionar y compartir tus viajes, además de enviarte un recordatorio 24 horas antes de viajar para que documentes, enviarte notificaciones al instante si hay cambios en tu vuelo, además de información sobre retrasos y cancelaciones, cambios de puerta o de terminal, llegada a tiempo y hasta dónde recoger tu equipaje una vez que llegues a tu destino. Trips también está disponible en las apps de KAYAK, en las que encontrarás información sobre aerolíneas y aeropuertos, y podrás mantenerte informado allá donde te lleven tus aventuras de viaje.

Foto principal: ©06photo/shutterstock